En nuestra vida diaria nuestras acciones giran alrededor del movimiento y la búsqueda de áreas donde pasamos nuestro tiempo de forma productiva, haciendo uso de una cuarta dimensión que no es tangible pero que sí mensurable.  De este modo nuestro mundo se convierte en un cubo gigante en el que la división correcta de los espacios implica una profunda reflexión emocional, aumentando el rendimiento del grupo para el bienestar de cada individuo.

ALLinONE, el sistema de paredes divisorias de Mascagni encierra en sus perfil de aluminio extraído, electrocolorados o pintados, el secreto de su polimorfismo y adaptabilidad. La estructura principal incluye los perfiles de acabado que cambian el aspecto y las características de las paredes de vidrios únicos o dobles. Los cristales tienen el grosor de la pared de 55 mm. El grosor de los cristales, bajo pedido, puede ser de 10 (5.5.1) o 12 (6.6.1) mm, en las versiones de vidrio laminado con lámina de PVB intercalada, acústicas o templadas. Los módulos que componen la pared varía según las necesidades del diseño, simplemente dividendo las distintas secciones de diferentes maneras, proporcionando una solución inteligente a los requisitos arquitectónicos. Un perfil moldurado con adhesivo de alta resistencia e insertado entre cristal y cristal; de policarbonato transparente, de aluminio anodizado o pintado, une los vidrios de manera sólida y segura.

Descubre todos los detalles, accesorios y acabados disponibles.

Navegar por la galería

Acabado

¿Desea tener información personalizada sobre el producto o descubrir toda la gama Mascagni?
1